¿Es seguro viajar a Colombia?

Última actualización:

¿Es seguro viajar a Colombia?

¿Es seguro viajar a Colombia? Es una pregunta habitual que se hace la gente de todo el mundo cuando oye hablar del glorioso país que es Colombia, pero se pregunta si los riesgos merecen la pena.

Por desgracia, como la mayoría de las cosas en la vida, la respuesta a esa pregunta no es sencilla. Colombia es un país con un estado de cosas en constante evolución, pero que afortunadamente está mejorando en muchos aspectos.

Podríamos decir que sí, que es seguro viajar a Colombia, pero como en casi toda Sudamérica, todo se reduce a la cuestión de dónde alojarse en Colombia.

La mayoría de los visitantes del país no tendrán ningún problema mientras disfrutan de las playas de Cartagena y San Andrés, o de las increíbles ciudades de Bogotá y Medellín, por nombrar algunas.

Si salir de los caminos trillados es lo que satisface tus ansias de viajar, entonces los riesgos empiezan a aumentar considerablemente. Ver a un extranjero caminando por las calles o en el autobús atraerá inevitablemente mucha atención no deseada.

En este post, te daremos una idea más clara de lo que debes y no debes hacer para viajar con seguridad por Colombia.

¿Qué lugares son seguros para visitar en Colombia?

Los días de las guerras del narcotráfico y el conflicto han quedado atrás en gran medida en Colombia, pero la delincuencia sigue siendo una amenaza para los visitantes en algunas zonas, especialmente en las zonas rurales y los barrios marginales de las ciudades. En la mayoría de los casos, los destinos turísticos típicos suelen tener cierta distancia entre ellos y estas zonas, lo que los convierte en una opción más segura.

Cartagena es un buen ejemplo, donde la ciudad amurallada y las impresionantes playas se consideran generalmente seguras. Mientras paseas por la ciudad, verás un buen número de agentes de policía turística, pero no pueden hacer mucho.

Esto significa que todavía hay algunos barrios que hay que evitar en las afueras de la ciudad, como La Magdalena. Puedes esperar que la seguridad en Bogotá, Medellín, Cali, Popayán o Santa Marta, por mencionar algunas, sea similar a la de Cartagena.

¿Cuál es la mejor manera de estar al día sobre los lugares seguros para viajar en Colombia?

Para mantener informados a los viajeros, muchas embajadas tienen actualizaciones periódicas sobre las zonas de alto conflicto en el país, por lo que es importante consultarlas antes de decidir viajar. A partir de 2021, probablemente sea mejor evitar las regiones de Cauca (excepto Popayán), Arauca, Caqueta, Guaviare y las zonas fronterizas con Ecuador, Panamá y Venezuela.

Para hacerte una idea mejor, te recomendamos que consultes la información que proporcionan la embajada de EE.UU., la embajada del Reino Unido y la embajada de España (información en español). Otra buena forma es preguntar a los lugareños, como el personal de tu alojamiento, por las últimas novedades sobre los lugares que hay que visitar y los que hay que evitar.

Seguridad en el transporte público en Colombia

La delincuencia a bordo del transporte público no es infrecuente, especialmente en los barrios marginales y las zonas rurales. El mejor consejo es evitar mostrar objetos de valor como joyas, ordenadores portátiles, teléfonos móviles y dinero.

Los carteristas también son habituales en el transporte público de las grandes ciudades, por lo que es más seguro evitar los autobuses abarrotados, sobre todo en las horas punta, y si utilizas los autobuses ten siempre todo a la vista.

En cuanto a los taxis, es aconsejable reservarlos con antelación con una empresa de confianza o a través de una aplicación como EasyTaxi. En la mayoría de los lugares se puede pedir un taxi en la calle durante el día, pero hay que evitarlo por la noche, cuando se producen la mayoría de los robos.

Viaja con taxis legítimos

Una forma de asegurarte de que estás en un taxi seguro y legítimo es buscar la hoja amarilla que todos los taxis deben mostrar. Esta hoja debe mostrar la información del conductor, su foto, el nombre de la empresa, la licencia del taxi y las tarifas. Suele estar pegada en el respaldo del asiento delantero, así que asegúrate de buscarla antes de iniciar el viaje, para saber que el taxi tiene licencia y que puedes cogerlo.

A principios de la década de 2000, los secuestros exprés eran frecuentes, pero, afortunadamente, hoy en día son muy poco frecuentes. Sin embargo, llamar a un taxi por la noche puede aumentar las posibilidades de que esto ocurra. Por eso es mejor contratarlos a través de una aplicación o una llamada telefónica. Si no hablas nada de español, puedes preguntar en cualquier establecimiento (hotel, restaurante o bar) y lo harán por ti.

Uber es otra opción que funciona bien en la mayoría de las grandes ciudades y los lugareños también utilizan otras aplicaciones similares llamadas Beat, Cabify e InDriver como alternativas.

Es aconsejable que te hagas con una tarjeta sim colombiana y que tengas siempre algunos datos para poder utilizar las aplicaciones de transporte y evitar situaciones de inseguridad. La prevención es el mejor consejo que puedes seguir.

Otra forma de reducir tus posibilidades de estar en una situación de peligro es conocer tu ruta de antemano para evitar perderte. Nuestro sitio web cuenta con guías detalladas sobre las rutas más populares de Camboya que merece la pena consultar antes de viajar.

Seguridad en las carreteras

Si viajas fuera de una de las principales ciudades, te recomendamos que te ciñas a las compañías de renombre. En general, recomendamos tomar autobuses de compañías nacionales como Expreso Bolivariano, Brasilia, Copetran, Berlinas del Fonce o Rápido Ochoa, ya que tienen autobuses más fiables y cómodos, y además no paran en el arcén para recoger más pasajeros.

Si viajas a ciudades pequeñas, es posible que las grandes compañías no operen allí, por lo que tendrás que utilizar compañías locales más pequeñas. No pasa nada, pero coge siempre los autobuses de las estaciones de autobuses principales o de las paradas autorizadas.

Viajar de noche

En los últimos años, la situación de las carreteras ha mejorado y la mayoría de las vías principales entre la mayoría de las ciudades ya no se consideran peligrosas. Gracias a la mejora de la situación, los autobuses nocturnos se han convertido en una opción popular para viajar por Colombia.

Aun así, te recomendamos que cojas los autobuses que llegan de día, para evitar situaciones como caminar solo de noche con todo el equipaje.

Bogotá

Bogotá es una ciudad enorme y, como cualquier otra gran ciudad del mundo, tiene algunas zonas agradables y otras que definitivamente debes evitar. Los lugareños coinciden en que los barrios del norte y del centro son más seguros y los mejores lugares para alojarse. Usaquén, Zona Rosa y Chapinero son buenos puntos de partida.

Por otro lado, las zonas del sur de la ciudad tienen bastante mala reputación y probablemente sea mejor evitarlas. Una lista de barrios que hay que evitar incluye Bosa, Ciudad Bolívar, Tunal, Usme y Fontibón, pero por suerte no hay grandes atracciones en ellos.

El centro de la ciudad o "El Centro" tiene una mezcla de lugares seguros e inseguros. Como norma general, limítate a las calles principales y evita las que parezcan poco seguras. En los últimos años se están construyendo nuevos edificios e infraestructuras, lo que hace que aumente el flujo de gente y que las condiciones sean más seguras.

El casco antiguo, también conocido como La Candelaria en general, es un barrio seguro donde se encuentran la mayoría de los albergues para mochileros. Sin embargo, tiende a quedarse bastante desierto por la noche, así que es mejor evitar caminar solo después del anochecer.

Eso sin olvidar las grandes zonas de Bogotá. La ciudad es muy activa durante el día, ya que muchas tiendas y negocios están abiertos entre las 9 y las 18 horas, por lo que ese suele ser el mejor momento para pasear por la mayoría de las zonas. En cuanto a la noche, evita los lugares solitarios y prefiere montar en taxis reservados por teléfono.

Si quieres moverte como un auténtico lugareño, puedes montar en los autobuses de Transmilenio que recorren toda la ciudad, pero ten cuidado con los carteristas y extrema las precauciones, especialmente en las horas punta.

Medellín

Medellín es la segunda ciudad más grande de Colombia y alberga muchas actividades culturales, gran entretenimiento e interesante arquitectura.

La ciudad ya ha escapado de su historia de capos de la droga y del terror de los cárteles. Hoy en día se considera un ejemplo de mejora e innovación social en América Latina, lo que significa que es segura para los visitantes. Aunque, como cualquier gran ciudad, no está completamente libre de problemas.

Los visitantes de la ciudad suelen preferir alojarse en El Poblado porque se considera en gran medida seguro y tiene mucho que ofrecer a los turistas. Además, Laureles y Envigado se erigen como zonas seguras alejadas del centro para alojarse y disfrutar. Por otro lado, ten en cuenta los consejos de los lugareños que dicen que cuando cae la noche hay que quedarse fuera del centro (conocido como La Candelaria) y de las zonas de Belén, sobre todo porque se quedan bastante vacías después de las 6 de la tarde.

En cuanto a los barrios pobres de las montañas, como la Comuna 13, es mejor permanecer cerca de los puntos de acceso (como las escaleras eléctricas o las estaciones del Metrocable) y alejarse de los callejones vacíos. Si quieres aventurarte en estos barrios, probablemente sea una buena idea tomar un tour, sobre todo porque a menudo están dirigidos por lugareños.

Cartagena

Cartagena es uno de los principales destinos turísticos de Colombia y es muy probable que la hayas incluido en tus planes de viaje, desesperado por no perderte las increíbles playas de las islas de los alrededores.

En general, la seguridad en Cartagena es muy buena, como ya hemos dicho antes. Aun así, sé siempre consciente de tu entorno y utiliza el sentido común en todo momento. Alejarse de las zonas turísticas es algo que debes evitar.

El casco antiguo de Cartagena tiene una amplia oferta de actividades y servicios, así como una buena cobertura policial. A poca distancia, Getsemaní es otro animado barrio en el que alojarse o pasear. En el lado moderno de Cartagena, Bocagrande, Laguito, Castillo Grande, Manga y Crespo son otros barrios seguros con muchos hoteles, AirBnB y restaurantes, a menudo muy cerca del mar.

Ten en cuenta que otras zonas de la ciudad no tienen la misma presencia policial que las anteriormente mencionadas. Sin embargo, es poco probable que visites estas zonas, ya que están lejos de las atracciones de la ciudad.

Un consejo: si buscas las emblemáticas vistas panorámicas de Cartagena desde el Cerro La Popa, lo mejor es que contrates un taxi y les pidas que te esperen hasta que estés preparado para volver a la ciudad. El camino de acceso al cerro no es la calle más agradable para caminar en la oscuridad.

Santa Marta

Santa Marta es una ciudad pequeña pero con problemas de seguridad que pueden equipararse fácilmente a los de ciudades más grandes como Bogotá. Aun así, los turistas acuden en masa a la ciudad y los lugareños les animan a que se queden y visiten las zonas turísticas más populares, evitando por completo los barrios marginales.

Las zonas para alojarse y visitar son el Rodadero y el centro histórico de la ciudad, pero aun así, evita caminar solo por la noche.

Taganga es otro lugar popular para alojarse, especialmente entre los mochileros, ya que está cerca de las playas del Parque Nacional Tayrona, y también tiene opciones de alojamiento muy asequibles. Sin embargo, los lugareños informan de que algunas zonas de Taganga son problemáticas, especialmente las situadas lejos de la playa principal.

¿Cómo puedes estar seguro?

Al planificar tu viaje, presta mucha atención al lugar en el que te alojas y al lugar que quieres visitar. Una buena regla general es alojarse en los barrios más turísticos, pero ten en cuenta que esto suele tener un precio más elevado.

Una vez allí, es bueno hablar con los lugareños y averiguar dónde están las zonas problemáticas y los últimos trucos para estafar. De nuevo, el sentido común es tu mejor aliado en este caso. Por ejemplo:

  • Di no a los regalos. Los vendedores de las playas y las calles utilizan esta estafa para luego cobrar productos de más y acosarte hasta que cedas a pagar
  • Contrata a una empresa turística de confianza cuando hagas senderismo en parques nacionales y zonas remotas
  • Lleva pequeñas cantidades de dinero y tarjetas de crédito con límites bajos
  • Procura no dejar tus objetos de valor sin vigilancia cuando visites parques y playas
  • Si te alojas en un albergue, asegúrate de comprobar si hay un depósito de seguridad
  • Si tienes que viajar por zonas conocidas como peligrosas, tal vez quieras guardar una segunda cartera o teléfono para regalar.

Aunque a veces se pinta una mala imagen de Colombia, sobre todo tras comprobar las historias de los foros o blogs en Internet, la realidad es que la mayoría de los visitantes tienen un viaje seguro y alegre. Siempre que sigas algunas de las pautas básicas, lo más probable es que disfrutes de un país famoso por su gente amable, sus bellos paisajes y sus vibrantes ciudades.

Números de emergencia

A diferencia del resto del mundo, Colombia utiliza un formato singular para sus números de emergencia. El popular 911 es sustituido por el 123 para las emergencias generales, pero también puedes llamar directamente a cada dependencia. A continuación encontrarás una lista de los números más utilizados:

123 - Emergencias generales (La que debes recordar)

119 - Bomberos

112 - Policía

144 - Defensa civil

125 - Emergencias médicas

132 - Cruz Roja

#767 - Policía de Carreteras

Recuerda comprobar siempre los datos de tu embajada local y tener a mano sus datos de contacto para cualquier emergencia.

589 vistas